Las principales diferencias entre Employer Branding e Inbound Recruiting

Tanto candidatos como empresas tienen al alcance de su mano la información de la otra parte. La digitalización ha reducido las barreras de entrada del acceso a los datos. Por lo que un candidato, hoy en día, puede saber la reputación de una empresa únicamente conectándose a internet.

Esto ha popularizado dos conceptos que resuenan entre las paredes de todas las empresas del mundo. El Employer Branding (o marca empleadora) y el Inbound Recruiting (o reclutamiento inbound), son la obsesión de las organizaciones para atraer y fidelizar al talento desde el proceso de selección. ¿Pero realmente sabemos lo que son? ¿Sabemos diferenciar estos dos conceptos?

¡Empecemos por el principio!

¿Qué es el Employer Branding o marca empleadora?

El Employer Branding nace en Estados Unidos en los años 60, pero hasta que las grandes empresas tecnológicas no empiezan a trabajarlo, el concepto no se populariza. Es antes de la crisis de las “puntocom”, cuando estas grandes organizaciones tecnológicas empiezan a competir por el mismo talento y descubren en su marca empleadora un aliado para convencer a los profesionales del sector. Pero, ¿Qué es la Employer Banding?

El Employer Branding o marca empleadora, es la percepción que tiene el mercado laboral de cómo una empresa trata a la gente que trabaja o se relaciona con ella. Es decir, que la imagen de la empresa dependerá de su capacidad de construir relaciones positivas con sus candidatos y empleados. 

Las organizaciones han utilizado su marca empleadora para fidelizar a su plantilla, en todas las fases del ciclo de vida del empleado. Construir una buena imagen y tener una marca bien valorada en el mercado, les ha permitido acceder al mejor talento. Pero…

¿Dónde empieza y dónde acaba el Employer Branding?

Hasta la noche más larga, tiene su fin. Pero si quieres salir de las tinieblas y poner en marcha una estrategia de Employer Branding efectiva, que realmente te ayude a atraer y fidelizar el talento, has de mejorar todos los puntos de contacto entre tus empleados y la empresa. Me explico.

Para tener una marca empleadora que luzca tanto como la estrella que más brilla, has de cuidar la relación con tus candidatos y empleados durante todo su ciclo de vida (también conocido como Employee Circle). Desde que escuchan tu nombre por primera vez, hasta que se van de la empresa (o son despedidos).

Fases del ciclo de vida del empleado. Fuente: Propia

¿Qué es el Inbound Recruiting?

El Inbound Recruiting es una manera diferente de reclutar talento. Hasta ahora, con el reclutamiento tradicional buscábamos cubrir las posiciones que teníamos abiertas en ese momento. Pero cogiendo el refranero español, esto es “pan para hoy y hambre para mañana”.

Hoy en día no vale con atraer cualquier tipo de candidato, queremos el talento adecuado para nuestras organizaciones. Por eso, el Inbound Recruiting es una nueva metodología que pone al candidato en el centro de la estrategia, para atraer el talento adecuado y fidelizarlo durante el proceso de selección. Es una manera más humana y empática de reclutar. 

Si formas parte de ese selecto grupo de empresas que busca construir relaciones a largo plazo y recibir candidatos de manera continuada, deberás centrarte en las cuatro fases del Inbound Recruiting:

  • Atraer al talento adecuado. 
  • Convertir de manera efectiva al talento potencial.
  • Contratar rápidamente al talento ideal.
  • Retroalimentar el proceso para seguir mejorándolo.
Fases del Inbound Recruiting. Fuente: Propia.

Principales diferencias entre Employer Branding e Inbound Recruiting

Al igual que dos hermanos mellizos pueden parecer iguales, pero no lo son. El Employer Branding y el Inbound Recruiting suelen generar confusión entre personas que piensan que son lo mismo. 

La principal diferencia entre ambos conceptos, es que la marca empleadora trata todas las interacciones que un empleado tiene con la empresa. Es decir, durante todo el Employee Circle. En cambio, el Inbound Recruiting es una estrategia enfocada únicamente a mejorar esta relación en la primera etapa del ciclo de vida del empleado, la fase del reclutamiento.

La otra diferencia importante entre ambos conceptos, es que el reclutamiento inbound está controlado al 100% por la organización. Tú decides si lo implantas o no, en qué términos y hasta dónde llegas. En cambio, aunque no lo quieras, tienes una imagen empleadora. Que además no depende de ti. 

Todo candidato tiene acceso a plataformas externas a tu empresa (como Glassdor, Indeed o Linkedin), en las que habla y opina de ti. Y la expresión de “ojos que no ven, corazón que no siente”, no aplica en esta situación, porque si lo que dicen no es bueno, impactará enormemente en la percepción que tiene el mercado laboral de tu organización. Ten en cuenta que, el Employer Branding es la suma de la imagen que transmites en tus canales propios y los canales externos.

Jaime Puig

Jaime Puig

También te puede gustar

ContenidoReclutamiento Inbound

Origen de la estrategia de Inbound Recruiting

El origen de la estrategia de Inbound Recruiting está en la dificultad que las empresas …

ContenidoEmployer Branding

Salario emocional, la clave de una buena propuesta de valor al empleado

El salario emocional es uno de los elementos claves para atraer y fidelizar al talento. …

ContenidoMetodología Agile

Kanban en Recursos Humanos: Qué es

El Kanban en Recursos Humanos es una herramienta de la que se habla mucho dentro …

ContenidoEmployer Branding

Marketing y Recursos Humanos: El equipo ganador para atraer talento

Marketing y Recursos Humanos suelen ser dos palabras que van por libre, al igual que …

ContenidoReclutamiento Inbound

¿Cómo redactar ofertas de empleo atractivas?

Si quieres atraer más candidatos a tu proceso de selección has de saber cómo escribir …